Zipi y Zape: un regreso al pasado (o no)

Para los padres y madres que compartís generación conmigo (sí, más o menos esos que esbozáis una sonrisa cada vez que os encontráis con un post de “Yo fui a EGB”) ir a ver Zipi y Zape y el club de la canica es algo así como un paradójico, y agridulce tal vez, regreso al pasado.

zipi y zape

La cita resulta paradójica por lo que tiene de nostalgia y de rebelión interna. Nostalgia al ver ahora con nuestros hijos o sobrinos los personajes que nos acompañaron en la infancia; rebelión interna al ver convertidos en actores de verdad, en personas, a nuestros personajes de cómic. Porque está claro: si alguna vez imaginamos que Zipi podía ser de carne y hueso, que Zape también podría serlo, nunca le supimos poner cara. Y si se la pusimos no era ésta, ni otra, ni todo lo contrario. Eran, simplemente, estos de aquí abajo. Y cuesta verlos de otra forma.

zipi y zape2

Pero resulta que en esta peli se convierten en personas. Y eso, me entenderéis, ya es un poco chocante. Lo que no es chocante es ver que siguen a lo suyo: haciendo trastadas con la nobleza como bandera. En la trama,  los mellizos son internados en el Esperanza, un colegio de “reeducación” de tintes absurdamente militares. Allí fundarán el Club de la Canica, la resistencia infantil que desafiará la autoridad de los adultos.

Y las peripecias de la resistencia juvenil resultan entretenidas, sólo eso. Estando en el cine es fácil olvidar que son ni más ni menos que Zipi y Zape y sencillo pensar que son dos adolescentes cualquiera metidos en una aventura. Y quizás eso es lo peor que se puede decir de la película: que una puede olvidar que está ante los inmortales personajes creados por José Escobar.  Además, se echa de menos a don Pantuflo y doña Jaimita, hasta a los abuelos Zapatilla, al profe don Minervo y al empollón Sapientín. ¿No les podrían haber invitado a participar en la peli, aunque fuera haciendo un cameo como Álex Angulo?

Desde el blog de Kiss and Cakes nos apetecía recordar a estos personajes, tan injustamente olvidados en la peli de Oskar Santos.

personajes-zipi-zapeAgradecemos la imagen, como no podía ser de otra manera,  al blog Nuestros Recuerdos, el blog de una gallega llamada Mónica y nacida en 1975 (lo dicho, generación EGB).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s